La Universitat reconoce la “generosidad” de 40 mentoras y mentores del programa Shadowing para la mejora de la empleabilidad

  • Fundació General UV
  • 19 noviembre de 2021
 

La Universitat de València celebró ayer jueves, día 18 de noviembre, el acto de reconocimiento a “la generosidad y la labor altruista” de los 40 mentores y mentoras participantes en el programa Shadowing de UVocupació para la mejora de la empleabilidad del estudiantado de posgrado, una experiencia piloto que contó con el apoyo de seis centros académicos y la colaboración de Banco Santander.

El programa Shadowing, una iniciativa del servicio de empleo de la Universitat de València, se puso en marcha a finales del curso pasado en el marco de las líneas estratégicas de trabajo del Vicerrectorado de Empleo y Programas Formativos que dirige la profesora Adela Valero.

Cómo señaló la responsable de UVocupació, Marisa Quintanilla, “Shadowing es un programa de mentorización que pretende crear un puente entre los mundos empresarial y universitario, en el que una persona con una trayectoria profesional de éxito (el mentor o la mentora) guía y ayuda al estudiante de máster (mentee) en su desarrollo profesional y personal a través de la transmisión de conocimientos y vivencias adquiridas a lo largo de su carrera”.

En esta primera experiencia, el programa de mentorización de UVocupació ha contado con el apoyo de las facultades de Biologia, Ciències Socials, Dret, Geografia i Història, y Psicologia i Logopèdia, y de la Escola Tècnica Superior d’Enginyeria (ETSE-UV). La selección de estos centros, según explicó Marisa Quintanilla, tuvo lugar por tratarse de aquellos que cuentan con un mayor número de estudiantado matriculado en másteres oficiales. Los 40 mentores y mentoras fueron propuestos por los mismos centros, académicos y profesionales “que han tutelado de manera totalmente altruista en los últimos meses a estudiantes de diferentes programas de posgrado, realizando cada mentor con cada estudiante, tres sesiones de mentoría”. “Mentoras y mentores a los que hoy reconocemos y agradecemos su implicación, generosidad, compromiso y confianza”, subrayó.

Las aportaciones de un nuevo programa de mentorización
El diseño y la concepción de Shadowing han sido un “éxito”, a la vista de los resultados obtenidos, en cuanto a aportaciones a todos los agentes implicados: estudiantado, Universitat, mentores y sociedad. Para los primeros, Shadowing ha funcionado como un complemento a su actividad académica que permitirá mejorar su futuro desarrollo profesional; ha servido de apoyo a su preparación, guiada por la figura del mentor; se han acercado al tejido empresarial donde aplicarán el conocimiento adquirido en la Universitat; y, en definitiva, han trabajado y puesto en valor su marca personal.

La Universitat ha podido, mediante Shadowing, reencontrarse con sus Alumni y recuperar su talento, lo que le ha servido, al mismo tiempo, para atraer más de este talento gracias a la formación de estudiantado de posgrado mejor preparado; y conocer de primera mano las demandas actuales para poder adaptar los contenidos académicos.

La pertenencia en el programa Shadowing ha supuesto para las mentoras y los mentores un reconocimiento a su trayectoria profesional, además de una oportunidad para compartir experiencias con sus iguales, mantener el contacto con la facultad o la escuela donde se formaron, e indagar en unos estudios oficiales de posgrado donde podrán colaborar como estudiantes o profesionales.

Todo ello, en definitiva, se resume en las principales aportaciones, que son los beneficios para la sociedad valenciana: devolverle parte de lo que ella invirtió a través de la transmisión del conocimiento de los mentores; acercar la universidad a la empresa; fomentar desde la universidad pública un programa basado en la lógica del principio de igualdad de oportunidades; y aprovechar las sinergias que proporciona un programa intergeneracional como Shadowing, fruto de la cooperación entre directivos de prestigio, profesorado, personas egresadas y estudiantado de Máster.

Apoyo institucional
La rectora de la Universitat de València, Maria Vicenta Mestre, manifestó el apoyo de la institución académica a la iniciativa Shadowing, “un programa pionero que nace con la fuerza de un proyecto nuevo, pero que aun así, cuenta con la experiencia previa de su directora, Marisa Quintanilla, quien ya puso en marcha el Club de Mentores de la Facultat d’Economia”. La rectora trasladó sus felicitaciones al estudiantado mentorizado por su “valentía y apuesta” en Shadowing, “una herramienta que la Universitat pone a vuestro alcance porque quiere continuar aportándoos activos después de vuestra Graduación y hacer de vosotros profesionales todavía más preparados”.

En esta línea, se dirigió a las mentoras y los mentores, de quienes resaltó su “generosidad porque sin vuestro trabajo colaborativo y altruista, Shadowing no hubiera sido posible”. Un programa que definió como “puente entre la Universitat y el mundo laboral”. Y concluyó: “En la Universitat de València creemos firmemente que la formación de nuestro estudiantado no es completa si, al acabar el Grado, no acompañamos a nuestros egresados y egresadas en su inserción en el mundo laboral”.

El acto, que acogió la Sala de Grados de la Facultat de Medicina i Odontologia, contó también con las intervenciones de la vicerrectora Adela Valero; la directora general de Planificación y Servicios de Labora, Eva Hernández; el presidente de la Comisión de Relaciones con la Sociedad del Consell Social de la Universitat de València, José Miguel Rosell; y el director de Instituciones territorial València-Murcia, José Miguel Lorente; y la asistencia de la vicerrectora de Estudios y Política Lingüística, Isabel Vázquez; los decanos F. Javier Chorro y Antonio Ferrer; la decana Carmen Bañó; el director de la ETSE, José Rafael Magdalena; vicedecanas y vicedecanos; el gerente de la Fundació General de la Universitat de València, Cristóbal Suria; profesorado y estudiantado.

La vicerrectora Adela Valero destacó “el éxito de Shadowing el cual refleja un trabajo bien hecho por numerosas personas al que han dedicado todo su esfuerzo” y centró su discurso en la velocidad del cambio social a la que “tenemos que responder poniendo la educación en el centro mismo de la sociedad, una educación pluridimensional, diversa y flexible”. De aquí, la búsqueda constante de excelencia de la Universitat “en la empleabilidad de sus egresados y egresadas a través de programas innovadores y proactivos como Shadowing, con el objetivo de establecer un nexo de unión entre sociedad y academia”.

Los protagonistas
Pero el protagonismo de la tarde recayó, sin duda, sobre las personas que han hecho posible esta primera experiencia: mentores y mentoras, y mentees, de quienes asistió una nutrida representación.

El programa de mentorización y guía profesional ha sido integrado por personal técnico especializado, así como por altos cargos empresariales y públicos, CEO, profesorado, expertos en el campo de los recursos humanos, directivos, abogados, juristas, políticos, policía especializada, tecnólogos, analistas, personal investigador, arqueólogos, documentalistas, psicólogos y logopedas.

En nombre de todos ellos, Álex Salvador, mentor y director de Marketing de Cárnicas Serrano, afirmó que su labor “realmente no ha sido una cuestión de generosidad sin más, sino que como mentores y mentoras obtenemos a cambio una satisfacción que va más allá de todos nosotros” y celebró este intercambio, en el que “la Universitat nos enseña la importancia del rigor y el conocimiento; mientras que nosotros le acercamos el mundo de la empresa, que es el campo de batalla donde se aplicará todo ese conocimiento”.

Por su parte, los mentees estuvieron representados por María Elbal, estudiante del Máster en Abogacía de la Universitat de València, para quien Shadowing ha sido “una muy buena oportunidad”. “Es un programa pionero y realizarlo ha sido una experiencia muy positiva que me ha mostrado el mundo laboral tal cual. He podido visitar los despachos, saber qué es lo que buscan y prepararme para la realidad laboral que me espera, pero sobre todo me ha motivado más todavía para continuar adelante por el camino que elegí cuando me gradué en Derecho”, defendió.

Palabras que, a continuación, fueron acompañadas de un emotivo abrazo entre mentor, Antonio Montiel, y mentorizada. Y es que, si algo queda de esta experiencia, es la permanencia de una relación humana que se mantendrá a lo largo del tiempo como profesionales y como personas.