Un nuevo estudio revela los puntos conflictivos para las aves migratorias

  • Parque Científico
  • 13 mayo de 2022
 
Au migratòria

Una nueva investigación con participación de la Universitat de València pone de manifiesto las zonas de Europa y norte de África en las que la construcción de parques eólicos o líneas eléctricas puede aumentar el riesgo de muerte de las aves migratorias. La costa mediterránea occidental de Francia, el sur de España y la costa marroquí, entre las principales zonas de vulnerabilidad. El estudio aparece publicado en la revista Journal of Applied Ecology.

Dirigida por la Universidad de East Anglia (UEA), el estudio utilizó los datos de localización por GPS de 65 estudios de seguimiento de aves para conocer los lugares en los que vuelan con más frecuencia a una altura peligrosa, definida como 10-60 metros sobre el suelo para las líneas eléctricas y 15-135 metros para los aerogeneradores. Esto permitió al equipo identificar las zonas en las que estas aves serían más sensibles al desarrollo de parques eólicos o líneas eléctricas en tierra.

Los mapas de vulnerabilidad resultantes revelan que los focos de colisión se concentran especialmente en las rutas migratorias importantes, a lo largo de las costas y cerca de los lugares de cría. Entre ellos se encuentran la costa mediterránea occidental de Francia, el sur de España y la costa marroquí –como los alrededores del estrecho de Gibraltar–, el este de Rumanía, la península del Sinaí y la costa báltica de Alemania.

Los datos de GPS recogidos se referían a 1.454 aves de 27 especies, en su mayoría grandes voladores como las cigüeñas blancas. La exposición al riesgo variaba según las especies, entre las cuales la espátula euroasiática, el búho real, el cisne cantor, el águila imperial ibérica y la cigüeña blanca eran algunas de las que volaban sistemáticamente a alturas en las que corrían riesgo de colisión.

En el estudio, publicado en el Journal of Applied Ecology, ha participado un equipo internacional de investigadores de 15 países y organizaciones como el British Trust for Ornithology (BTO) y la RSPB del Reino Unido. Entre ellos está el Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva de la Universitat de València (ICBiBE).

Los autores afirman que el desarrollo de nuevos aerogeneradores y líneas eléctricas de transmisión debería reducirse al mínimo en estas zonas de alta sensibilidad. Y recomiendan incluir la señalización de los tendidos eléctricos para hacerlos más visibles, así como la implantación de sistemas que permitan el apagado de los aerogeneradores durante los periodos de alto tráfico de aves.

La transición hacia la descarbonización de la energía es, según los científicos, esencial para evitar un cambio climático galopante. Se prevé que la capacidad de energía eólica terrestre en Europa se multiplique casi por cuatro de aquí a 2050, y los países de Oriente Medio y el Norte de África, como Marruecos y Túnez, también tienen como objetivo aumentar la cuota de suministro de electricidad procedente de este tipo de energía.

Sin embargo, advierten que la expansión de la infraestructura de energías renovables necesaria para conseguirlo supone un reto para la conservación de la fauna debido a los riesgos de colisión y electrocución, especialmente para las aves.

El trabajo recibe financiación del Natural Environment Research Council (NERC) as part of the NEXUSS Centre for Doctoral Training.

Referencia:

Hotspots in the Grid: Avian Sensitivity and Vulnerability to Collision Risk from Energy Infrastructure Interactions in Europe and North Africa’. Jethro G. Gauld, João P. Silva, Philip W. Atkinson, Paul Record, Marta Acácio, Volen Arkumarev, Julio Blas, Willem Bouten, Niall Burton, Inês Catry, Jocelyn Champagnon, Gary D. Clewley, Mindaugas Dagys, Olivier Duriez, Klaus- Michael Exo, Wolfgang Fiedler, Andrea Flack, Guilad Friedemann, Johannes Fritz, Clara Garcia- Ripolles, Stefan Garthe, Dimitri Giunchi, Atanas Grozdanov, Roi Harel, Elizabeth M. Humphreys, René Janssen, Andrea Kölzsch, Olga Kulikova, Thomas K. Lameris, Pascual López-López, Elizabeth A. Masden, Flavio Monti, Ran Nathan, Stoyan Nikolov, Steffen Oppel, Hristo Peshev, Louis Phipps, Ivan Pokrovsk, Viola H. Ross- Smith, Victoria Saravia35, Emily S. Scragg, Andrea Sforzi, Emilian Stoynov, Chris Thaxter, Wouter Van Steelant, Mariëlle van Toor, Bernd Vorneweg, Jonas Waldenström, Martin Wikelski, Ramūnas Žydelis, Aldina M. A. Franco. The Journal of Applied Ecology on April 12.

 

 

 

 

Más información:

Archivada en: Ciencias de la Vida